Ya forma parte del sentido común. Que un liderazgo sea bueno depende, como muchas otras, de las circunstancias.

Como todo lo que ya están en esa parte sedimentada de lo que sabemos, el desafío es saber ¿cuál es la frase siguiente a “el buen liderazgo depende de las circunstancias”?

David Snowden, junto a varios colaboradores, desarrollo Cynefin[1]  un marco para la toma de decisiones que permite poner un nombre, describir, caracterizar y sobre todo pensar en esos diferentes contextos donde tomamos decisiones, esas “circunstancias”.

Su nombre es Cynefin: cuatro contextos en los que actuamos, y uno más.

El marco Cynefin caracteriza cuatro contextos: Simple, Complicado, Complejo y Caótico, y propone un estilo de entender y tomar decisiones adecuado a cada uno de ellos. Y también propone un quinto contexto, que llama Desorden, que se da no sabemos en cuál de los otros estamos.

imagen_liderazgo.png
Marco Cynefin, tomado del Harvard Business Review, basado en un diseño de Debera Johnson.

En la práctica, el uso directo del marco es entender en cada caso en que contexto estamos, cómo funciona y qué cosas puede hacer un líder para tener éxito.

  • Simple: hay relaciones causa – efecto muy conocidas. Hay que usar la mejor práctica, seguramente disponible. La secuencia es percibir, ubicar lo que ocurre en categorías prefijadas y responder como está previsto.
  • Complicado: la relación causa – efecto no es evidente, pero puede conocerse. Hay que recurrir a las buenas prácticas, y apoyarse en especialistas. La secuencia es percibir, analizar lo que está ocurriendo para entenderlo, y luego responder adecuadamente.
  • Complejo: la situación en fluida y poco predecible. Hay que experimentar y observar los patrones que emergen. Aquí la secuencia no comienza por percibir, sino por sondear y experimentar y luego prestar atención a los resultados, para después responder.
  • Caótico: hay mucha turbulencia, no hay tiempo para entender. Prestar atención a lo que funciona, y actuar rápidamente para establecer algún orden. Aquí la secuencia comienza por la acción, y luego percibir el éxito de esa acción, que idealmente debería ayudarnos a salir del caos.

 

Varios contextos: varias formas de liderar

Mas allá de utilizar este marco para entender cada contexto, y hay buena literatura sobre esto, el primer aporte de este marco es mostrar que más allá de nuestra voluntad podemos encontrarnos en situaciones en que el mundo exterior tiene distintas formas de funcionar.

Y eso explica que nuestro estilo preferido para manejar las situaciones no siempre vamos a tener éxito: necesitamos tener al menos otros tres.

[1] Cynefin no es un acrónimo, es una palabra galesa que significa los múltiples factores en nuestro ambiente y nuestra experiencia que nos influencia de manera que no llegamos a entender. En versión corta, hábitat.