Practia desarrolló  un sistema para medir la circulación de personas que se basa en cámaras de seguridad, inteligencia artificial y machine learning. La herramienta ayuda a detectar situaciones de concentración en espacios públicos, abiertos y cerrados. También favorece la circulación administrada de adultos y menores, contribuyendo a la generación de un entorno que permita la reactivación de la actividad comercial de manera socialmente responsable. Aprendé más en este artículo.

Las bases de la herramienta

La herramienta, desarrollada en Argentina, contribuye a contabilizar la cantidad de personas que se encuentran utilizando tapabocas, así como la distancia entre ellas. También podría informar, en caso de cercanía, si se trata de dos adultos o de un adulto acompañando a un menor. Puede integrarse con los sistemas digitales de cámaras de seguridad de fábricas, centros comerciales y centros municipales de vigilancia.

“Hemos desarrollado en pocas semanas una herramienta que permitiría a los centros comerciales, a los gobiernos provinciales y municipales, comprender y conocer más la circulación de personas bajo un esquema administrado tanto en espacios abiertos como cerrados”, explica Ricardo Scattini, Arquitecto de Soluciones Digitales de Practia.

“La herramienta busca brindar información que apoye la posibilidad de volver de a poco a circular por las calles. A la vez, es capaz de acceder a los centros productivos y dependencias públicas, aportando datos para monitorear el distanciamiento social que recomiendan los infectólogos. Esto se hace sin afectar la identidad ni privacidad de las personas, porque lo que se busca es poder tener un mapa de calor y de situación del conjunto”. explica el ejecutivo a cargo del proyecto.

Cuestión de salud y economía

Los indicadores generados por el sistema de Practia para medir la ciruclación de personas podrían estar disponibles incluso en puntos de acceso a centros comerciales. Así se evitarían  situaciones de concentración riesgosa de acuerdo a los criterios de distanciamiento recomendados por la Organización Mundial de la Salud y establecidos por las autoridades nacionales.

En Argentina ya son siete las provincias autorizadas a transitar una cuarentena administrada, mientras que otros distritos se encuentran con muy bajos niveles de contagio. Según datos informados por la administración nacional. “Es importante poder contribuir desde todos los sectores a evitar que el cuidado de la salud sea sinónimo de freno de la economía. Creemos que esta herramienta es uno de los aportes que podemos hacer nosotros”, agrega Juan Echagüe, Director de I+D de Practia.

Para conocer más contáctate con nuestros especialistas.