Employer Branding cómo estrategia

La visión de employer branding de Practia se ve reflejada en la metáfora del bambú que varias veces hemos escuchado de nuestro CEO Carlos Farfan: Cuando una persona esparce semillas de bambú en el suelo no espera resultados inmediatos: es una planta que puede tardar hasta siete años en mostrar sus primeros tallos. Eso sí, una vez que comienza a erigirse, el crecimiento se vuelve exponencial.

El concepto de marca empleadora sigue esa misma línea: se trata de una inversión que la empresa debe hacer sin conocer a ciencia cierta cuándo llegará el retorno. Pero con la seguridad de que, si las fichas se juegan de manera apropiada, los beneficios serán notables luego de un plazo.

El concepto de employer branding involucra “mostrar” el comportamiento de la empresa como proveedor hacia múltiples interesados: los colaboradores actuales, para que quieran seguir estando y los empleados potenciales, para que vean una organización atractiva que genere el interés por acercarse y pertenecer.

Con esa lógica, trabajamos sobre dos variables que consideramos esenciales en el proceso: coherencia y convicción. El interés por las personas debe ser genuino y no se puede simular porque en el largo plazo, en especial con aquellos que ya forman parte de la compañía, las máscaras caen siempre. Lo que se muestra tiene que ser lo que ocurre.

Mónica Bobrowski Socia & Gerente de Capital Humano.

La escucha activa como parte del employer branding

“Una de las estrategias clave de Practia para crecer como marca empleadora es escuchar permanentemente y con interés. No se trata de llevar a cabo iniciativas que la empresa o que Capital Humano estima que van a funcionar. Sino de eliminar los sesgos, comprender realmente lo que piensa y lo que quiere el otro, preguntar, encuestar, entrevistar, analizar las diferencias, repreguntar para validarlas”, señala Monica Bobrowski, Directora de Capital Humano de Practia.

Del mismo modo, no todas las acciones son igualmente efectivas para todos los públicos. Aun cuando se agrupen los colaboradores de acuerdo con determinadas características en común, siempre tiende a aflorar la individualidad. Porque tienen distintas edades o diferentes situaciones de vida. Los intereses y las necesidades de una persona con hijos difieren en muchos aspectos básicos de otra que está en plena etapa universitaria y vive con sus padres.

Es esencial, por lo tanto, generar acciones diferenciales, bien cercanas a cada colaborador o prospecto. También, entender qué lugar ocupa el trabajo en la vida de cada uno: ¿Es un desafío permanente? ¿Lo entiende como una oportunidad de desarrollo? ¿Forma parte de su propósito para el crecimiento personal?

“Las acciones de employer branding son también una vía para que los colaboradores descubran numerosas oportunidades y se sientan orgullosos de pertenecer: en Practia, por ejemplo, ofrecemos desde un enorme abanico de opciones de capacitación hasta servicios de asesoramiento en temas psicológicos, impositivos, legales y nutricionales, tanto para el colaborador como para su grupo de pertenencia a los cuales se accede en forma anónima. Las personas valoran contar con esta posibilidad hagan uso o no de ella. Para Practia es una forma más de mostrar que le importan realmente las personas”, detalla Bobrowski.

En una época en que el trabajo no dura toda la vida, las motivaciones para que una persona elija seguir en una empresa son múltiples y a veces complejas. Van desde la flexibilidad del teletrabajo como una estrategia (no como un hecho coyuntural relacionado con la pandemia) hasta que la tarea en sí sea desafiante; desde trabajar en un ámbito ágil e innovador hasta formar parte de una organización en la que se desempeñan referentes del mercado. El desafío del employer branding está en que la empresa logre ser tan dinámica como lo son las emociones y las necesidades de las personas. Aquello que funcionó en algún momento puede dejar de ser efectivo en otro. En lugar de perseverar, es importante escuchar y adaptarse constantemente. ¿El objetivo final? Avivar de manera continua el delicado romance entre las personas y la empresa. 

Practia como marca empleadora en acción
600+ empleados.
60 nuevos ingresos desde que se inició la pandemia.
20 nuevos ingresos por mes
Una de los Mejores Empleadores de la Revista Apertura 2020.

 

Diversidad e integración son el capital humano de Practia y el fundamento de nuestra estrategia de employer branding.