A partir de 2019 se implementó de manera interna en Practia el concepto de COP (community of practices o comunidades de práctica) para generar espacios de conocimiento, colaboración y experiencias compartidas de algunas especialidades. El primer grupo se denominó Scrum Masters y reunió a expertos en la práctica de agilidad de la compañía. El éxito fue inmediato y hoy ya funcionan ocho COPs: Agilidad (la ampliación de la original al total de la práctica), Cloud, UX, Data Science, BI (business intelligence), PM (project management), Procesos y Laboratorio de Experimentación.

Ideados como espacios autoconvocados y autogestionados por los mismos miembros, las COPs tienen reuniones regulares que se manejan bajo la premisa de oferta/propuesta. Algunos de los participantes se acercan para compartir sus conocimientos;otros, para proponer problemas y buscar soluciones en conjunto y a partir de la experiencia acumulada por todos los integrantes de la COP. No se trata de un ámbito de capacitación formal ni estructurado, con temarios preestablecidos, sino de una oportunidad de aprendizaje para derribar la eterna brecha entre la teoría y la práctica.

Además de las reuniones, que suelen durar una hora, hay grupos de Microsoft Teams espacios de discusión asincrónica. También se utiliza Mural, el espacio de trabajo digital para colaboración visual. Los contenidos que se producen durante los encuentros quedan grabados y subidos a un stream. Éstos pueden ser accedidos por aquellos que no pudieron participar o por quienes necesitan información sobre alguna temática en particular.

Cómo funcionan las comunidades de práctica

La participación es abierta a todos los colaboradores de Practia, independientemente de la posición que ocupe, la experiencia que acumule o los conocimientos que pueda acreditar. El afán de aprendizaje trasciende las fronteras de las propias obligaciones dentro de la empresa. Un dato en este sentido: la empresa cuenta con 40 agilistas, pero el número de miembros de la COP de Agilidad alcanza los 60.

Otra característica de estas comunidades es que no existen las jerarquías: los participantes son todos pares dentro de la comunidad. Buena parte de los amplios niveles de adopción y aceptación de las COPs están vinculados con que nadie “baja línea” ni guía la orientación de los contenidos. No existen jefes ni subordinados. Cualquiera puede exponer su situación, preguntar sus dudas, exponer una nueva experiencia o aportar soluciones. 

En líneas generales, se detectan tres escalones de participación. El primero, casi siempre más reducido, es el core. Es decir, los participantes que asisten a todas las sesiones, que se muestran muy dinámicos en la definición de contenidos y que exhiben mayor compromiso por el funcionamiento de la COP. El segundo está constituido por participantes asiduos que apelan más a la escucha. Y el tercero está conformado por personas que ingresan  de manera más intermitente o puntual. 

Entre los beneficios que propone la COP para Practia se cuentan una mejora continua de todas las prácticas, gracias al conocimiento compartido, así como un incremento significativo en los niveles de madurez. Pero también se desplegaron y consolidaron redes informales y altamente eficiente de resolución de problemas.

Un nombre que es fiel reflejo de lo que propone: las COPs de Practia son verdaderas comunidades y ofrecen continuamente resultados prácticos.

¿Te interesa saber más? Contactate con nosotros