La industria fintech argentina duplicó su tamaño en 2020

El año pasado fue muy diferente a cualquier otro que hayamos vivido en el último tiempo, la pandemia se ocupó de eso. En medio de tanto desconcierto y dolor, hubo algunas cuestiones positivas, al menos en la Argentina, en cuanto al manejo del dinero se trata. En pos de no salir de nuestras casas, los argentinos apostamos por el comercio electrónico: durante la pandemia, las ventas online crecieron 84%; hubo un crecimiento de 38% en órdenes de compra y un 71% en unidades vendidas, de acuerdo con cifras publicadas por la Cámara de Comercio Electrónico. Concurrentemente, la industria fintech argentina duplicó este año la cantidad de empresas que había en 2018: pasó de 133 a 268.

Se puede señalar, además, una serie de hitos dentro de la industria fintech local, en lo que hace a los pagos digitales: durante 2020, Ualá superó los dos millones de clientes, Brubank pasó el millón, y Cuenta DNI -la billetera digital del Banco Provincia relanzada al principio de la pandemia- superó los 1,6 millones. Naranja X y Reba, por caso, también crecieron de forma importante.

La pata fintech de Mercado Libre -la empresa más grande de la Argentina-, Mercado Pago experimentó un crecimiento interanual de 125,2% y superó los 13 millones de usuarios en la región. Los bancos tampoco quedaron afuera de este crecimiento: sus homebankings vieron una suba del 93% en transacciones, de acuerdo a un estudio realizado por Comscore. Todos estos datos fueron mencionados por las distintas fuentes consultadas por Practia a propósito de estas líneas.

Cómo el COVID – 19 impulsó a la industria fintech argentina

La pandemia actuó como acelerador de este proceso, según el informe “Estudio Fintech 2020: Ecosistema Argentino”. El mismo fue presentado en diciembre 2020 y elaborado en conjunto por la Cámara Argentina Fintech, el Banco Interamericano de Desarrollo, Afluenta y Deloitte. Justamente es la Cámara la que dice que al menos 6,5 millones de argentinos ya descargaron una o más billeteras digitales.

“El Covid fue el gerente de transformación digital en las organizaciones, una frase que se ha escuchado mucho. Al no tener la posibilidad de tener presencia física en los locales, se empezaron a usar más los canales digitales. Por ser nativas digitales, las Fintech encontraron nuevas oportunidades de negocio y de mercado”, sostiene Daniel Marconi, director comercial de Mercado Financiero de Practia Global.

Adaptación récord para los bancos

En contrapartida, “los bancos, y la principal diferencia que hay que señalar, es que sufrieron un impacto alto en lo normativo. Entonces tuvieron que adecuarse a todos los cambios normativos que les dispuso el Banco Central por el tema de pandemia y además adecuar sus sistemas digitales tratando de utilizar las fintech dentro de su ecosistema. Primero encararon los impactos normativos y luego fueron a modernizar sus canales digitales”, explica Marconi.

Por su parte, y sobre el mismo tema, Juan Dabusti, CEO de Latam de la compañía de pagos y transacciones Worldline, destaca la creación de MODO, la billetera digital que ya incorporó a 15 bancos que operan en la Argentina, para competirle justamente a Mercado Pago.

“Hay que ver qué grado de penetración pueden llegar a tener, pero hay que subrayar la velocidad del desarrollo en menos de un año. Actualmente están incluidos muchos bancos públicos, que muchos dicen que atrasan, pero al final no es así. Hay que tener en cuenta que el Gobierno encaró el pago del IFE con los bancos Nación y Provincia”, dice Dabusti. “Si bien los bancos tardaron en reaccionar al principio, con la pandemia se aggiornaron a una velocidad increíble para mantener sus clientes”, remarca.

¿El fin de las sucursales?

En tanto, desde el BBVA, Hernán Carboni, su director de Relaciones Institucionales señala que casi el 100% de las operaciones se pueden hacer online gracias a un proceso de transformación digital que ya venían recorriendo desde antes de la pandemia. Y pone en consideración que 60% del consumo durante la pandemia llegó vía e-commerce, con picos del 85%. “Tomó una relevancia inédita”, comenta.

La gente ya no va a las sucursales, sino que lo hace vía telefónica o vía web a través del chatbot cuando de asesoramiento se trata, agrega Marconi. “Todo lo que es onboarding o solicitud de producto es online. De hecho, para solicitar un préstamo lo pedís online en tu homebanking, lo aprobas, se te otorga y se te acredita en el momento. La firma es en formato digital por lo cual no necesitas ir a firmar los formularios que se llenaban antes. Por lo tanto, la sucursal solamente quedó para extracción o depósito de dinero, ya sea dólares o pesos, y para algún asesoramiento complejo”, desarrolla el especialista de Practia Global.

Uno de los nuevos jugadores que llegó poco antes de la pandemia fue el Banco del Sol. el banco digital de Sancor Seguros. “Hoy el 70% de los argentinos hacemos pagos electrónicos ya sea para transferir, pagar servicios o hacer recargas. En paralelo, ya un tercio de la población tiene y usa una app de servicios financieros”, analiza Juan José Munne, su director comercial

“Ya los primeros días de abril, la gente buscaba evitar tocar el dinero, o estando en su casa, necesitaban enviar dinero a un familiar o comprar en un comercio de su barrio de forma simple”, recuerda Hernan Brennan, director de BKR, una de las billeteras digitales que nació en 2018 y ya tiene más de 50.000 clientes.

 

Autor: Daniel Marconi  Director comercial en el mercado Financiero en Practia Global.

¿Te interesa saber más? Contactate con nosotros